Breaking News

Lo perdí todo: Así fue la reaparición de Miguel Ángel Félix Gallardo, “El jefe de jefes”

En la década de los 80, Miguel Ángel Félix Gallardo fue considerado uno de los hombres más poderosos del orbe debido a que dominaba el trasiego ilegal de drogas entre México y Estados Unidos. En aquel tiempo se le conocía como “El jefe de Jefes”.

Hoy, tras treinta y dos años de haber permanecido en prisión, Félix Gallardo ha reaparecido en público al brindar una entrevista a Telemundo en la que ha asegurado que lo perdió todo, salud incluida, y sólo espera la muerte.

“El jefe de jefes”, aquel que fundó el cártel de Guadalajara y en cuya serie de Netflix “Narcos: México” fue interpretado por el actor Diego Luna, sufre, en la actualidad, una sordera total, además de ceguera en uno de sus ojos.

“Mi salud es pésima, mi familia está haciendo un hoyo para yo ser enterrado en un árbol, no tengo pronóstico de vida ninguno, puesto que perdí todo”, ha confesado un Miguel Ángel Félix Gallardo de 75 años, quien, al parecer, ya nunca saldrá de prisión.

El capo, conocido también como el zar de las drogas, fue detenido un 8 de abril de 1989. En aquel entonces le fueron incautadas decenas de propiedades, entre ellas un hotel, una farmacia, una empresa de bienes raíces y cuentas bancarias.

No es un secreto que la fortuna de Félix Gallardo ascendía a 500 millones de dólares… Hoy no puede caminar y necesita trasladarse en una silla de ruedas que le han conseguido en el centro penitenciario donde se encuentra recluido: Puente Grande, en Jalisco.

“Me quitaron ocho hernias, me privaron de la vista, me privaron de los oídos y como ve, no puedo caminar”, confiesa, apenas audible, el anciano a la reportera en la primera parte de la entrevista que apenas duró 5 minutos.

Tras 28 años de haber sido encarcelado, en 2017, Félix Gallardo fue condenado a 37 años de prisión por el asesinato del agente de la DEA Enrique Camarena Salazar en lo que la BBC calificó como “el juicio más largo de la historia de México”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir a la barra de herramientas